Levántate Guate

27 enero, 2021

Ayunar con regularidad y orar sin cesar son prácticas necesarias en nuestra vida, pues juntas fortalecen nuestro espíritu.