Gracia

18 octubre, 2021

Cuando un intercesor, a través de su entrega absoluta y sujeción al Espíritu Santo, ha logrado una posición privilegiada de Dios.