Corrección

2 diciembre, 2020

La fórmula que nunca falla para progresar en la vida es comprender y aceptar la cariñosa corrección que el Señor desea darnos y agradecerla siempre.