Abuelos

27 abril, 2022

Puedo decir con una gran sonrisa en el rostro que ser nona (abuela en italiano, como me llaman todos mis nietecitos) es una gran bendición.