Frutos

30 diciembre, 2020

Como seres humanos no necesitamos suerte para lograr lo que nos proponemos, sino el favor de Dios, el cual también es un don.