Las cinco etapas del amor

Las cinco etapas del amor

El matrimonio, sin duda alguna, es una de las etapas más bellas de la vida. Aunque en ocasiones se torna difícil ejecutar correctamente el papel de esposa, el Señor ama la vida conyugal y nos equipa para permanecer en unidad matrimonial y ser fieles.

No hay universidad que nos enseñe a ser esposas y esposos, sin embargo, podemos tomar como ejemplo los buenos matrimonios que nos rodean para aprender de ellos. Asimismo, las Escrituras no nos dan instrucciones precisas sobre las relaciones amorosas, pero sí nos hablan de compromiso, respeto y afecto entre dos personas con un mismo propósito.

Es por ello que quiero hablarte de un tema que he tratado en varias ocasiones y que me encanta: las cinco etapas del matrimonio según psicólogos y psiquiatras de la clínica Minirth-Meier de Dallas, Texas, Estados Unidos; quienes hicieron un libro al respecto:

  1. El amor joven (los primeros 2 años de matrimonio). Esta faceta se caracteriza por el entusiasmo y excitación. Generalmente las personas que han vivido más de un divorcio se estancan en esta etapa, pues no son capaces de fortalecer una relación perdurable.
  2. El amor realista (de los 3 a los 10 años de matrimonio). Durante esta etapa la pareja suele enfrentar la realidad que supera a la fantasía de los primeros años. En este tiempo suelen nacer los hijos y se comienza a lidiar con el conflicto que implica dividir la atención entre el cónyuge y los pequeños.
  3. El amor confortable (de los 11 a los 25 años de matrimonio). El síndrome del “ahora o nunca” es la clave durante esta etapa ya que la relación se cuestiona con regularidad y muchas veces surge la frustración que lleva al divorcio.
  4. El amor renovado (de los 26 a los 35 años de matrimonio). Durante este tiempo la pareja vuelve a quedarse sola, por lo que suele redescubrir su afinidad para nuevamente disfrutar el tiempo juntos. 
  5. El amor trascendente (de los 36 años de matrimonio en adelante). En esta faceta las parejas únicamente deberían dedicarse a disfrutarse y a asumir la vida que el Señor les ha dado juntos.

Si no conocías estas etapas, ahora, dependiendo de los años que lleves casada, podrás saber en cuál te encuentras y ser mucho más intencional en tus decisiones. Yo estoy por entrar a la quinta etapa y debo aceptar que en mi matrimonio he tenido que enfrentarme a distintas situaciones que me han enseñado que, para que las relaciones entre dos personas funcionen, es necesaria una lucha diaria y entrega de ambas partes.

Pídele al Señor que te guie tanto a ti como a tu esposo para que Su amor crezca y se fortalezca cada día más, y que les dé la fuerza y sabiduría para superar juntos las distintas fases de su relación y avanzar hacia la vida plena que Él ha diseñado para cada matrimonio.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!